Filtros

Los materiales de filtración utilizados en las mascarillas Respro® fueron desarrollados principalmente para uso en aplicaciones militares que exigen propiedades excelentes de filtración pero que al mismo tiempo requieren una eficacia de flujo de aire que no impida la actividad del usuario.

Respro® utiliza los mismos materiales de filtración en sus mascarillas para adaptar la filtración a una amplia gama de contaminantes que se encuentran en entornos urbanos, rurales y domésticos.

Cada mascarilla tiene un tipo de filtro gratuito para actividades individuales y Respro® ha diseñado los filtros para que sean intercambiables con otras mascarillas Respro®, permitiendo la personalización para aplicaciones más específicas.

Los filtros de Respro® también son beneficiosos para la gente que sufre de problemas de respiración por tener sistemas respiratorios sensibles a las partículas o los químicos. Sin embargo, siempre es prudente consultar con tu médico si estás considerando añadir una mascarilla a tu programa de mejora de la salud.

Además de aplicaciones para el consumidor, la mascarilla Respro® FB-1 y las mascarillas EV se utilizan y especifican para aplicaciones industriales y cumplen con la norma europea EN149 FFP1 para partículas, incluyendo aerosoles a base de agua.

La vida útil del filtro está basada en las características del ciclista urbano activo.

Sobre esta base recomendamos cambiar el filtro cada 69 horas de uso en el entorno.

Las mascarillas City™, Sportsta™ y Techno™ están disponibles en dos tallas, mediana y grande. También tienen tamaños de filtro equivalentes. Es importante identificar el repuesto de filtro del tamaño correcto para tu mascarilla con el fin de garantizar su comodidad y eficacia. El tamaño puede determinarse consultando la parte posterior de la mascarilla (para mascarillas fabricadas después de abril de 1999), donde estará indicado su tamaño. Respro® también ha introducido el juego de actualización Techno™ Gold, de manera que se pueda mejorar la capacidad de filtración de una mascarilla City™ o Sportsta™ ya adquirida.

La sustitución del filtro de cualquier mascarilla se lleva a cabo retirando el conjunto de filtro y válvulas (cuando corresponda) de la mascarilla de neopreno. Esto se lleva a cabo fácilmente empujando las válvulas a través de los orificios donde están situadas en la mascarilla. Este procedimiento liberará el conjunto de válvulas y filtro de una sola pieza. Entonces las válvulas deben retirarse del filtro y el filtro debe desecharse de forma responsable. Para volver a colocar un nuevo filtro en el producto, deben llevarse a cabo los mismos procedimientos en el orden inverso.

 

© RESPRO® 2019